Metaverso

El metaverso llevará a la evolución de los «bebés virtuales» que crecen en tiempo real

  • 4 junio, 2022
El metaverso llevará a la evolución de los «bebés virtuales» que crecen en tiempo real

El metaverso llevará a la evolución de los «bebés virtuales» que crecen en tiempo real

Los padres verán e interactuarán con sus hijos a través de unas gafas de realidad aumentada de última generación y unos guantes hápticos. (Crédito: SWNS)

Los padres verán e interactuarán con sus hijos a través de unas gafas de realidad aumentada de última generación y unos guantes hápticos. (Crédito: SWNS)

Los mundos virtuales inmersivos como el Metaverso podrían dar lugar a una evolución de los «niños virtuales»; bebés generados por ordenador que puedes sostener, oler e interactuar con ellos, según uno de los principales expertos en inteligencia artificial del Reino Unido.

Es probable que los bebés cibernéticos se conviertan en algo habitual durante el próximo medio siglo, según Catriona Campbell, en lo que se ha denominado la «Generación Tamagotchi».

Campbell, que también es una de las máximas autoridades del Reino Unido en tecnologías emergentes y disruptivas, afirma que para 2070, la realidad aumentada (RA) y los guantes hápticos «sensibles al tacto» harán que la experiencia sea potencialmente «real».

Para entonces, hasta uno de cada cinco padres puede decidir optar por un bebé digital en lugar de uno real, cree, donde los niños «crecerán» en tiempo real pero existirán sólo en el metaverso virtual.

Los padres verán e interactuarán con sus hijos a través de gafas de realidad aumentada de última generación y guantes hápticos -dispositivos portátiles que reproducen sensaciones como agarrar un objeto o pasar la mano por una superficie-, lo que significa que podrán abrazar, alimentar y jugar con sus hijos en cualquier momento.

No costará nada alimentarlos, no ocuparán espacio y se mantendrán sanos mientras estén programados para «vivir».

 

Podrían ser accesibles a través de un servicio de suscripción por tan sólo 25 dólares al mes.

 

Por extraño que sea el concepto, Campbell dijo que representa una solución viable y a largo plazo para el control de la natalidad sin impedir que la gente tenga hijos, y ofrece una alternativa a un mundo que se enfrenta a un aumento de la población en un momento en el que se calcula que ya nacen 350.000 bebés al día en todo el mundo, superando con creces el número de muertes.

Sus predicciones sobre el futuro de la IA y su impacto en la humanidad se detallan en su nuevo libro, «AI by Design: Un plan para vivir con la inteligencia artificial», que sale a la venta esta semana.

«Los niños virtuales pueden parecer un gran salto desde donde estamos ahora, pero dentro de 50 años la tecnología habrá avanzado hasta tal punto que los bebés que existen en el metaverso son indistintos de los del mundo real», afirma en un comunicado, según SWNS.

«A medida que el metaverso evolucione, puedo ver que los niños virtuales se convertirán en una parte aceptada y plenamente asumida por la sociedad en gran parte del mundo desarrollado.

«Basándonos en los estudios sobre los motivos por los que las parejas deciden no tener hijos, creo que sería razonable esperar que hasta un 20 por ciento de la gente elija tener un bebé de RA en lugar de uno real», continúa.

«Esto dará lugar a la primera demografía totalmente digital que, aunque resulte algo extraña a primera vista, en realidad representa lo que podría ser uno de los avances tecnológicos más importantes de la humanidad desde la llegada de la Edad de Bronce, dado su impacto potencial en las poblaciones mundiales y en el cambio social.»

Al ritmo que evolucionan la RA y el metaverso, Campbell cree que es sólo cuestión de tiempo que se utilice para crear hijos virtuales para las parejas que tengan el mismo aspecto, tacto y comportamiento que los reales.

Cree que los niños digitales tendrán caras y cuerpos fotorrealistas, y serán capaces de reconocer y responder a sus padres mediante el seguimiento facial y el análisis de la voz integrados en un casco de RA.

Los niños digitales probablemente «existirán» en el metaverso, donde los padres podrán interactuar con sus hijos. Serán capaces de hablar y de simular respuestas emocionales -como el arrullo de un bebé, la risa de un niño o la charla de un adolescente- y poseerán una forma de memoria digital y otras capacidades cognitivas.