Tecnología

La interoperabilidad de la blockchain es esencial para evitar los defectos de la Web2

  • 13 julio, 2022
La interoperabilidad de la blockchain es esencial para evitar los defectos de la Web2

El crecimiento de la comunidad blockchain

La interoperabilidad de la cadena de bloques es esencial para evitar los defectos de la Web2

Las blockchains no son meros protocolos de almacenamiento y comunicación. Cada una de ellas tiene una historia, una comunidad y una cultura que vale la pena proteger.

Algunas comunidades están más centradas en crear alternativas de «dinero sólido» a los sistemas fiduciarios actuales. Otras se esfuerzan por maximizar la potencia informática bruta o la capacidad de almacenamiento. Algunas blockchains permiten a los usuarios coleccionar tiros de baloncesto y otros momentos deportivos. Otras están surgiendo como metaversos para desarrollar una determinada cultura cultural o de juego.

Necesitamos alimentar espacios para que estas comunidades crezcan e innoven. Al igual que las fronteras, las lenguas y las monedas, los diseños de las cadenas de bloques permiten que las particularidades culturales prosperen en lugar de ser absorbidas por el vecino más poderoso.

Tenemos que promover la diversidad. Y, al igual que en el mundo real, también debemos fomentar el diálogo entre comunidades. Debemos invertir en puentes que permitan que los ecosistemas de blockchain se comuniquen, siempre y cuando estos puentes surjan orgánicamente para servir a las necesidades de sus usuarios, en lugar de hacerlo de arriba abajo como resultado de las normas patrocinadas por el gobierno.


La interoperabilidad es la clave para un mundo multicadena

La interoperabilidad de la cadena de bloques no es un libro de reglas establecido. Se refiere a una amplia gama de técnicas que permiten que diferentes blockchains se escuchen entre sí, transfieran activos digitales y datos entre sí y permitan una mejor colaboración. Existen puentes descentralizados entre cadenas que facilitan la transferencia de datos y activos entre Ethereum, Bitcoin, EOS, Binance Smart Chain, Litecoin y otras cadenas de bloques.

 

Relacionado: ¿Qué es el Blockchain y qué tiene que ver con el Metaverso?

 

En la actualidad, los principales casos de uso de la interoperabilidad son: en primer lugar, la transmisión de la liquidez de una determinada criptomoneda de una blockchain a otra. En segundo lugar, permitir a los usuarios intercambiar un activo en una cadena por otro activo en otra cadena. En tercer lugar, permitir que los usuarios tomen prestados activos en una cadena mediante la colocación de tokens o NFTs como garantía en otra cadena.

Cada técnica de puente hace sus propios compromisos de diseño en términos de conveniencia, velocidad, seguridad y supuestos de confianza. Cada cadena de bloques funciona con diferentes conjuntos de reglas y los puentes sirven como zona neutral donde los usuarios pueden cambiar entre una y otra. Esto mejora enormemente la experiencia de los usuarios.

Para los usuarios finales, estas compensaciones pueden no ser fáciles de entender. Además, los riesgos asociados a cada técnica de puente pueden agravarse mutuamente cuando un activo cruza varios puentes para llegar a manos del usuario final.


Call to action

Como miembros del ecosistema de Web3, compartimos la responsabilidad no sólo de promover un mundo multicadena, sino también de hacerlo más seguro a medida que más usuarios comienzan a entrar en Web3.

Todos tenemos un papel que desempeñar. Los puentes entre cadenas deben ser transparentes sobre los riesgos y resistir la tentación de crecer a toda costa; también deben publicar las recompensas por errores. Los investigadores de seguridad y las plataformas de análisis deben publicar calificaciones de riesgo públicas y denunciar los incidentes. Los protocolos de la cadena de bloques y los operadores de monederos deben acordar listas de criptomonedas y contratos inteligentes oficialmente admitidos en cada cadena. Los desarrolladores de apps deben tratar de ofrecer experiencias de usuario sencillas sin tirar por la borda los principios básicos de la descentralización y la propiedad del usuario. Y los medios de comunicación y los principales líderes de opinión deben ayudar a los usuarios finales a «hacer su propia investigación».

Debemos alejarnos de la dinámica de «el ganador se lo lleva todo» y ofrecer un futuro mejor a las comunidades de usuarios y desarrolladores. El movimiento Web3 cobró fuerza porque queríamos -y seguimos queriendo- alejarnos de los grilletes de la centralización. El flujo continuo de información y fichas entre diferentes cadenas de bloques será un gran impulso hacia una economía multicadena verdaderamente descentralizada.