Metaverso

Keanu Reeves y su compañera Alexandra Grant quieren hacer que los NFT -y el propio metaverso- sean más inclusivos

  • 30 junio, 2022
Keanu Reeves y su compañera Alexandra Grant quieren hacer que los NFT -y el propio metaverso- sean más inclusivos

Con la Fundación Futureverse, la pareja espera preparar a los artistas para un mundo nuevo

 

El Pabellón de Ghana en la Bienal de Venecia de 2022, comisariado por Nana Oforiatta Ayim, con la ayuda de Non-Fungible Labs, socio de la Fundación Futureverse. Imagen cortesía de Giulia Marchi/Bloomberg

 

¿Qué aspecto tiene el arte en un espacio digital intangible? Alexandra Grant, junto con su pareja, Keanu Reeves, está decidida a ayudar a sus compañeros artistas a responder a esa pregunta. Ambos son asesores de la Fundación Futureverse, una nueva iniciativa benéfica diseñada para animar a los artistas a participar en la próxima frontera de Internet, creando obras para ser contempladas y vendidas en el metaverso, una red integrada de mundos virtuales y digitales que en sus concepciones más ambiciosas puede llegar a parecerse a Matrix.

 

En concreto, la Fundación Futureverse apuesta por que los tokens no fungibles, o NFT (objetos digitales únicos asegurados por la tecnología blockchain), pueden ser algo más que instrumentos especulativos: pueden tener un auténtico valor artístico. La Fundación Futureverse se compromete a financiar a los artistas que creen obras impactantes para transformarlas en estos criptoactivos, demostrando que las bellas artes tienen un hogar en la próxima iteración de Internet, a menudo llamada Web 3.0.

«Siento que la Fundación Futureverse es una propuesta. Si tenemos esta oportunidad de construir una nueva economía de intercambio [cultural], ¿cómo lo hacemos?», se pregunta Grant. «Es nuevo para todos nosotros pensar en que las asociaciones entre el mundo del arte, Hollywood y la tecnología se unan de esta forma tan hermosa».

Creada en colaboración con Non-Fungible Labs y Fluf World, una empresa de NFT con sede en Nueva Zelanda, la Fundación Futureverse planea «hacer que el metaverso sea accesible a más personas, especialmente de entornos desfavorecidos», dice Grant. «Esto es el principio, es un momento incipiente de un cambio tecnológico en el que algunas personas entienden que ya están en el metaverso, y otras no saben lo que es un NFT».

Grant, junto con Reeves y Brooke Howard-Smith, cofundador de Non-Fungible Labs, planea ayudar a los artistas que trabajan en medios tradicionales bidimensionales y tridimensionales a entrar en el espacio digital, guiándoles en el proceso de traducir su arte en NFT, para su venta en el metaverso.

«Es un honor para mí unirme a los esfuerzos de Non-Fungible Labs en colaboración con Alexandra Grant por el extraordinario programa y la oportunidad de la Fundación Futureverse, en apoyo de los artistas y creadores de todo el mundo», dijo Reeves en un comunicado.

 

 

Los asesores de la Fundación Futureverse, Alexandra Grant (a la derecha) y Keanu Reeves, quien dijo: «Me siento honrado de unirme al extraordinario programa… en apoyo de los artistas y creadores a nivel mundial». Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic

 

Asesorada por compañeros y colegas del mundo del arte, la Fundación Futureverse seleccionará a los artistas a los que apoyará en función de la calidad de la obra, prestando especial atención a los artistas indígenas y a las mujeres, en un esfuerzo por diversificar el mundo del arte, especialmente en el espacio NFT. La ronda inicial de financiación (250.000 dólares) ha sido donada por Non-Fungible Labs, y gran parte de sus ingresos se generan con las ventas de NFT. (Algunos de sus productos más vendidos son arañas digitales llamadas «thingies»). En previsión del lanzamiento de la Fundación Futureverse, Non-Fungible Labs hizo su primera donación: una donación de 100.000 euros a Nana Oforiatta Ayim, para apoyar su trabajo de comisariado del Pabellón de Ghana en la Bienal de Venecia de 2022.

«En cierto modo, veo estas donaciones como acupuntura social; no vas a poder cambiarlo todo porque esa no es la intención, la intención es encontrar el meridiano energético adecuado para poner una aguja de cambio», dice Grant. «Así que, aunque fuera un pabellón del mundo real, eso ocurrió gracias a las conversaciones que fueron todas digitales. Esa traducción entre mundos ya está integrada».

Muchas industrias están trabajando para establecer una relación más profunda con el metaverso, pero el reto consiste en hacerlo de forma equitativa y que no refleje las desventajas estructurales que existen en el mundo del arte tradicional. Antes de que la Fundación Futureverse tomara forma, Howard-Smith ayudó a establecer un compromiso abierto para que las grandes marcas tecnológicas lo firmaran y se comprometieran a abogar por un «metaverso abierto e inclusivo».

«Esto es realmente la primera fase de eso», dice sobre su fundación de colaboración con Grant y Reeves. «Meta, Google, Amazon y todos los que han firmado [se han] comprometido a impulsar conscientemente que esta versión de la tecnología no sea la versión exclusiva que hemos construido por accidente durante los últimos 30 años».

 

Relacionado: Los NFT no son lo que piensas. Son algo mucho mejor.

 

Grant espera que la fundación pueda ayudar a democratizar la compra, la venta y la valoración del arte, tanto en el metaverso como en la vida real.

«Mucha gente con formación en bellas artes piensa que las NFT son una imagen con un libro de contabilidad como una cadena de bloques», dice. «Lo que está ocurriendo en realidad es un replanteamiento no sólo de la moneda, sino de lo que es un objeto que puede ser compartido. ¿Tiene carácter físico? ¿Tiene valor? ¿Quién se lo da? Inadvertidamente, la fundación está provocando una reevaluación del arte occidental, de las prácticas basadas en el colonialismo, de todas estas cuestiones.»

Los asesores de la Fundación Futureverse, Alexandra Grant (a la derecha) y Keanu Reeves, quien dijo: «Me siento honrado de unirme al extraordinario programa… en apoyo de los artistas y creadores a nivel mundial».